Ley de segunda oportunidad

Todo sobre la Ley de Segunda Oportunidad

Todo sobre la Ley de Segunda Oportunidad

POR QUÉ ES UN DERECHO LA LEY DE LA SEGUNDA OPORTUNIDAD

Gracias a la Ley de la Segunda oportunidad desde Enero de 2016 el concurso de acreedores es la alternativa que tienen los emprendedores para superar las situaciones de insolvencia y tener el beneficio de la exención de la deuda y así comenzar nuevas actividades empresariales.

QUÉ PERSONAS SE PUEDEN ACOGER A LA LEY

Esta ley se realizó pensando en particulares y profesionales por cuenta propio (autónomos). Hasta Enero de 2016, únicamente las empresas contaban con la posibilidad de contar con un vehículo en el que pudiera pedir la exoneración de sus deudas. Gracias a esto, todos los particulares y autónomos que hayan fracasado con su empresa pueden acogerse al mismo derecho de exoneración de deuda.

QUÉ ES LO PRIMERO QUE TENGO QUE HACER

Lo primero que tiene que intentar el autónomo/emprendedor es llegar a un acuerdo extrajudicial con sus acreedores. Durante este proceso, podrá liquidar sus bienes para pagar las deudas que tiene que pagar o bien establecer un calendario de pagos para ello.

QUÉ HAY QUE CUMPLIR PARA QUE EL ACUERDO EXTRAJUDICIAL SIRVA

Las principales condiciones que se deben cumplir según la ley son:

  • Que se proponga un plan de viabilidad y un calendario de pagos a los acreedores para que estos cobren las deudas contraídas. El plazo no deberá superar los 10 años.
  • Compensar a los acreedores con la cesión de los bienes no necesarios para el ejercicio de la actividad profesional o con las acciones de la compañía. Siempre deberá ser el valor igual o menos que la deuda contraída.

QUIÉN SUPERVISA LA NEGOCIACIÓN

El proceso es tutelado por un juez, y el autónomo puede pedir la ayuda de un mediador concursal que hace de interlocutor entre él y los acreedores. Si una vez acabado el plazo de negociación (dos meses aproximadamente) y no se puede llegar a un acuerdo extrajudicial, el autónomo puede solicitar ante el juez el concurso de acreedores voluntario.

QUÉ TENGO QUE CUMPLIR PARA SOLICITAR EL CONCURSO DE ACREEDORES

Los criterios que sigue el juez para condonar de la mayoría de la deuda son principalmente dos:

  • No contar con dinero ni activos para hacer frente a las deudas.
  • Haber mostrado buena fe en todas las actividades realizadas

Para que la persona se catalogue como deudor de buena fe tiene que cumplir los siguientes requisitos:

  • Haber intentando llegar a un acuerdo extrajudicial con los acreedores.
  • Haber sido considerado no culpable en el concurso de acreedores por el juez, es decir, que no se considere que ha forzado el concurso de manera voluntaria.
  • Que no se haya beneficiado por la Ley de la Segunda Oportunidad durante los 10 años anteriores ni haber sido condenado por delitos contra el patrimonio, orden socioeconómico, falsedad documental, contra la Hacienda Pública, Seguridad Social o los derechos de los trabajadores.
  • Que en cuatro años anteriores al concurso no haya rechazado una oferta de empleo adecuada a su capacidad.

SE ME EXONERAN TODAS LAS DEUDAS

A través de la Ley de la Segunda Oportunidad no son todas las deudas las que se exoneran. En cualquier caso la ley vigente considera las siguientes excepciones, los créditos de derecho público y por alimentos, es decir las deudas con la Agencia Tributaria, la Seguridad Social y la manutención de su descendencia en caso de divorcio seguirán vigentes.

LAS DEUDAS DEJAN DE EXISTIR

En un primer momento, no. Tienen que pasar hasta 5 años en los que cualquier acreedor puede pedir al juez la revocación de dicha exoneración siempre que entienda que se ha obrado de mala fe o se hayan obtenido otros ingresos no declarados.

 

El plazo para pedir la revocación es ilimitado, y en el caso de que el juez lo aceptara el autónomo volverá a tener las deudas anteriores.

 

Write a Comment

Opiniones

Mis inquilinos me debían un año de rentas impagadas. AMG Legal llevó todo el proceso hasta que finalmente consiguieron que el Juzgado embargase las cuentas de los inquilinos y pagasen a la fuerza. Muy satisfecha con el trabajo que han hecho porque de verdad pensaba que no iba a cobrar nada.

Pepa H.

Mis inquilinos llevaban dos meses sin pagar el alquiler, me olía que la situación se iba a alargar y les pedí que se marchasen, pero se negaron. AMG interpuso una demanda y consiguieron que en 2 meses abandonasen la vivienda.

Marta G.

Hacía más de un año que mis inquilinos no me pagaban el alquiler, además de que me estaban cargando a mi las facturas del agua y de la luz. Contraté a AMG Legal para que llevasen mi caso. En 3 meses habían abandonado la vivienda y en 6 meses consiguieron que me pagasen todo lo que me debían. Estoy muy contento.

Raul M.

Me hice con una tarjeta de crédito con el banco. Cuando tuve que devolver el importe era tan elevado por los intereses que me estaban aplicando que me fue imposible. Con AMG conseguí llegar a un acuerdo para devolver únicamente el importe que había solicitado a la tarjeta sin ningún tipo de interés abusivo.

Pablo M
Pablo M

Llevaron la cláusula suelo que tenía mi hipoteca. Un perito económico con el que contactaron realizó un informe y finalmente consiguieron que el banco me pagase 6.000 €.

Cris T
Cris T

Yo era administrador de una sociedad y avalé personalmente las deudas, terminando con casi 100.000 € de deuda. Me reuní con ellos para ver si podía acogerme a la Ley de Segunda Oportunidad y así fue. Durante meses trabajaron en mi caso hasta que consiguieron eliminar mi deuda al completo.

Ismael P
Ismael P

Consiguieron que me devolviesen los gastos de formalización de la escritura de mis cinco hipotecas! La verdad es que el proceso tardó bastante pero al final el banco tuvo que pagar por las cláusulas abusivas que pusieron en mis hipotecas sin avisarme.

Luis L
Luis L

Sufrí una caída dentro de un supermercado porque el suelo estaba mojado. Dejé en sus manos la reclamación contra el seguro responsable y consiguieron un dinero que me vino muy bien.

Alejandro B
Alejandro B

La agencia de viajes con la que contraté el vuelo me los recomendó para reclamar la cancelación que había sufrido. No sabía que tenía derecho a una indemnización, pero sólo con enviarles la tarjeta de embarque pudieron conseguirme 400 €

Lidia G
Lidia G