Banca

Hipoteca entre particulares: toda la información

Hipoteca entre particulares: toda la información

La posibilidad de llevar a cabo una hipoteca entre particulares es algo que muchas personas desconocen y que, por este motivo, ni siquiera se plantean. Sin embargo, es una buena forma de apartar a los bancos de la ecuación y evitar todos los problemas que pueden traernos.

¿Qué es una hipoteca entre particulares?

Esta modalidad de préstamo hipotecario es muy poco conocido en España. Aunque en Europa el 40 % de la población recurra a sus familiares para que le hagan un préstamo cuando quieren adquirir una casa, en nuestro país esto ocurre con muy poca frecuencia.

Nos encontramos en un 31 % de los casos, muy por debajo de la media europea y muy alejados de los italianos que lo hacen en el 62 % de los casos.

No obstante, esta es una opción que puede llegar a ser muy beneficiosa ya que los bancos cada vez ponen más trabas a sus clientes para conceder estos préstamos. La seguridad y estabilidad hoy en día en nuestro país ha desaparecido. Pero no por ello las personas dejan aparcadas sus vidas y sus aspiraciones de abandonar la casa de sus padres para tener su propio hogar.

Aun así, los bancos siguen pidiendo al menos una nómina fija para conceder el dinero. Algo que resulta una quimera para el grueso de la población. Por no hablar del resto de requisitos como pueden ser los avales. Algo que nadie quiere aportar ya que en caso de impago serían quienes harían frente a la deuda.

¿Cómo se lleva a cabo este préstamo hipotecario?

El primer paso para llevar a cabo este tipo de préstamo es encontrar un familiar o amigo que tenga y esté dispuesto a darte el dinero que necesitas. Una vez que has conseguido esto, tendrás que negociar las condiciones en cuanto a intereses, cuotas mensuales, tiempo de devolución…

Cuando todo esté acordado se crea un contrato y se firma por las dos partes ante notario para que este tenga validez legal. En dicho contrato tendrán que aparecer las partes implicadas, la cantidad que se va a entregar, las cuotas de devolución, los plazos y el tipo de interés que vaya a aplicarse.

Cuando el contrato esté formalizado tendrás que dar parte en Hacienda para que en base a los intereses se sepan las cantidades que están sujetas a tributación por la compra de una vivienda.

Y a partir de entonces tú pagarías las cuotas establecidas al particular cada vez que se cumpla el periodo de tiempo acordado. Ya sea cada mes, cada trimestre…Es decir, tendrás que hacer lo mismo que si hubieses firmado una hipoteca con el banco.

¿El prestamista tendrá que pagar impuestos por esto?

La respuesta es un sí. Los préstamos entre particulares pueden estar sujetos a cuatro tributaciones diferentes.

1.- Impuesto de Transmisiones Patrimoniales: el prestamista deberá liquidar este tributo cuando haga la declaración de la renta. No obstante, no tendrá que abonarlo ya que se trata de un préstamo entre particulares.

2.- Impuesto de Donaciones: ya que se trata de un préstamo y no de una donación, no habrá que informar de esto ni pagarlo.

3.- Impuesto de la Renta sobre las Personas Físicas: si se cobran intereses estos deberán declararse a la Agencia Tributaria como rendimientos del capital inmobiliario. 

4.- Deducción por vivienda habitual: si has recibido un préstamo personal para comprar un inmueble podrás deducirlo como una inversión en vivienda habitual.

Ventajas de los préstamos hipotecarios entre particulares

Existen muchísimas ventajas de que sea un particular quien te conceda el dinero que necesitas para tu hipoteca. Por ello, vamos a explicarlas una a una detalladamente.

No tendrás relación ninguna con los bancos

Como bien sabrás, la imagen de los bancos ha sido duramente golpeada desde que comenzó la oleada de denuncias que requerían la devolución de las cláusulas abusivas tales como las cláusulas suelo.

De igual forma no tendrás que pagar ningún gasto relacionado con la hipoteca que te imponga el banco. Aunque estos gastos hipotecarios hayan sido condenados por los tribunales europeos y españoles aún hay entidades que siguen cobrándoselos sus clientes.

Por norma general, estos cargos adicionales suelen deberse a las comisiones de apertura, los honorarios notariales… Algo que los bancos no deberían cobrar a los interesados en una hipoteca.

Los intereses serán más reducidos

Al haber una relación personal entre tú y quien te da el dinero, los intereses serán más bajos. Realmente, el prestamista calculará los beneficios que quiere tener por su dinero y te ofrecerá un trato mucho más competitivo que el de las entidades bancarias.

Mayor cercanía y flexibilidad

Si por cualquier motivo tuvieras un imprevisto que te impidiese hacer frente al pago de una cuota lo tendrás mucho más fácil para negociar con un particular que con un banco. Así los conflictos se pueden resolver de una manera más sencilla y sin tensión ni estrés.

Así pues, si estás pensando en comprarte una casa y te interesa la modalidad de la hipoteca entre particulares no dudes en contactar con profesionales que te asesoren detalladamente acerca de cómo hacerlo.

 

2 Comments

  1. Mariano
    octubre 12, 2018 at 8:37 pm

    Y si la persona a la que prestas el dinero no te lo devuelve al finalizar el plazo pactado?

  2. felipe
    noviembre 15, 2018 at 10:25 pm

    Que en la cultura popular se le llama hipoteca al préstamo para pagar la casa porque, como bien dice el blog se suele desconocer el préstamo entre familiares o conocidos, tiene un pase; pero que un blog de leyes llame a cualquier tipo de préstamo entre familiares una hipoteca entre familiares (porque también se puede constituir una hipoteca entre particulares) me parece grotesco.
    Hay que recordar que también se pueden pedir préstamos personales para comprar una casa (caso muy raro) y en este caso no hay ninguna hipoteca.
    Esta claro que quien no sabe diferenciar un préstamo de una garantía hipotecaria no le deberían dejar contratar este tipo de productos.

Write a Comment

Opiniones

Mis inquilinos me debían un año de rentas impagadas. AMG Legal llevó todo el proceso hasta que finalmente consiguieron que el Juzgado embargase las cuentas de los inquilinos y pagasen a la fuerza. Muy satisfecha con el trabajo que han hecho porque de verdad pensaba que no iba a cobrar nada.

Pepa H.

Mis inquilinos llevaban dos meses sin pagar el alquiler, me olía que la situación se iba a alargar y les pedí que se marchasen, pero se negaron. AMG interpuso una demanda y consiguieron que en 2 meses abandonasen la vivienda.

Marta G.

Hacía más de un año que mis inquilinos no me pagaban el alquiler, además de que me estaban cargando a mi las facturas del agua y de la luz. Contraté a AMG Legal para que llevasen mi caso. En 3 meses habían abandonado la vivienda y en 6 meses consiguieron que me pagasen todo lo que me debían. Estoy muy contento.

Raul M.

Me hice con una tarjeta de crédito con el banco. Cuando tuve que devolver el importe era tan elevado por los intereses que me estaban aplicando que me fue imposible. Con AMG conseguí llegar a un acuerdo para devolver únicamente el importe que había solicitado a la tarjeta sin ningún tipo de interés abusivo.

Pablo M
Pablo M

Llevaron la cláusula suelo que tenía mi hipoteca. Un perito económico con el que contactaron realizó un informe y finalmente consiguieron que el banco me pagase 6.000 €.

Cris T
Cris T

Yo era administrador de una sociedad y avalé personalmente las deudas, terminando con casi 100.000 € de deuda. Me reuní con ellos para ver si podía acogerme a la Ley de Segunda Oportunidad y así fue. Durante meses trabajaron en mi caso hasta que consiguieron eliminar mi deuda al completo.

Ismael P
Ismael P

Consiguieron que me devolviesen los gastos de formalización de la escritura de mis cinco hipotecas! La verdad es que el proceso tardó bastante pero al final el banco tuvo que pagar por las cláusulas abusivas que pusieron en mis hipotecas sin avisarme.

Luis L
Luis L

Sufrí una caída dentro de un supermercado porque el suelo estaba mojado. Dejé en sus manos la reclamación contra el seguro responsable y consiguieron un dinero que me vino muy bien.

Alejandro B
Alejandro B

La agencia de viajes con la que contraté el vuelo me los recomendó para reclamar la cancelación que había sufrido. No sabía que tenía derecho a una indemnización, pero sólo con enviarles la tarjeta de embarque pudieron conseguirme 400 €

Lidia G
Lidia G