Accidente de Tráfico

Daño Moral Complementario en un Accidente de Tráfico

Daño Moral Complementario en un Accidente de Tráfico

Cuando sufrimos un accidente de tráfico grave, es habitual que tengamos que afrontar un largo y arduo proceso de recuperación de las lesiones, entre ellos, el daño moral complementario o el perjuicio excepcional. En este artículo trataremos el daño moral complementario en un accidente de tráfico. Aunque no es un concepto que suela ser habitual en las propuestas indemnizatorias que realizan las compañías aseguradoras, ya que la propia víctima lo desconoce y acaba renunciando a reclamar.

Además de los conceptos indemnizatorios más conocidos (lesiones temporales y permanentes/secuelas), el daño moral complementario trata de compensar el plus de aflicción que tiene los grandes lesionados al quedarles secuelas graves, como son los dolores extraordinarios que pudieran padecer como consecuencia del grave accidente.

¿Qué es el daño moral complementario en un accidente de tráfico?

El daño moral complementario en un accidente de tráfico se regula en el artículo 105 de la Ley 35/2015 y se aplica para los casos en los que una sola secuela alcance al menos sesenta puntos, o bien el resultado de las secuelas concurrentes, tras aplicar la fórmula Balthazar prevista en el artículo 98, alcance al menos 80 puntos.

Este perjuicio por daño complementario se cuantifica desde 19.200 hasta los 96.000€ de indemnización. Así se recoge en la tabla 2.B, en la que se establece la Indemnización por secuelas – perjuicio personal particular:

Los criterios o parámetros para cuantificar los daños complementarios son: la intensidad del perjuicio, orgánico sensorial y psicofísico y la edad del lesionado.

Además del daño moral complementario que hemos explicado, en este tipo de accidentes hay otro concepto indemnizatorio a tener en cuenta a la hora de efectuar la reclamación: el perjuicio excepcional, también recogido en la Tabla 2.B.

Consulta Gratuita

¿Por qué las aseguradoras no indemnizan estos conceptos?

Cuando se procede a examinar por los peritos médicos de las compañías los daños corporales, se valora atendiendo a la gravedad, intensidad y según su criterio clínico desde el punto de vista anatómico – funcional. Pero no se  valora la repercusión que provoca las lesiones conforme a las circunstancias concretas de la víctima.

  • Intensidad del perjuicio psicofísico, orgánico y sensorial
  • Edad del lesionado.
  • Y según las circunstancias particulares de la víctima.

Por último, precisar que al igual el daño complementario por perjuicio psicofísico, orgánico y sensorial, la Ley 35/2015 también contempla el perjuicio complementario estético. El art. 106 dispone que se indemnizará el daño complementario por perjuicio estéticos, cuando se ha recibido un puntuación que alcance al menos 36 puntos. Como horquilla indemnizatoria establece un mínimo de 9.600€ y un máximo 48.000€.

Como hemos podido ver, el daño moral complementario en un accidente de tráfico se trata de un concepto indemnizatorio “particular” que requiere de un tratamiento, análisis y estudio independiente del resto de conceptos. Es recomendable para poder reclamar una indemnización por daños morales complementarios apoyarse en un abogado especializado en este tipo de casos como AMG Legal.

Abogados Especialistas en Accidentes de Tráfico

En AMG Legal somos especialistas en accidentes de tráfico y podemos ayudarte a reclamar tu indemnización. Nosotros nos encargaremos de gestionar todos los trámites, y tú podrás recuperarte de tus lesiones de forma más rápida mediante las sesiones gratuitas con fisioterapeutas y psicólogos que te ofrecemos.

Si tienes cualquier duda o necesitas más información sobre cómo reclamar tu indemnización en caso de accidente de tráfico puedes llamar al teléfono gratuito 960 235 367 o escribirnos por Whatsapp al 653 866 136. En ambos casos estaremos encantados de escucharte y ayudarte.

 

Llámanos 960 235 367          Consulta Gratuita

Write a Comment

Opiniones

Resbalé en un centro comercial rompiéndome el cúbito. AMG Legal me tramitó la reclamación desde el principio, alcanzando un acuerdo indemnizatorio con la aseguradora del centro comercial.

Susana H
Susana H

La batería de mi teléfono móvil explotó mientras lo estaba utilizando y me causó quemaduras en una parte de la cara. Gracias a AMG Legal porque lucharon por mis derechos cuando pensaba que no podía hacer nada.

Isabel H.

A mi se me rompió el patinete eléctrico mientras circulaba, y sufrí lesiones bastante graves. Estoy muy contento porque consiguieron una indemnización por las lesiones y la sustitución del patín por otro nuevo.

Luis F.

Andando por la acera me atropelló una persona que conducía uno de estos patinetes eléctricos. Ante la falta de regulación yo no sé si tenía razón o no. Contacté con AMG Legal y acabaron demostrando que la culpa fue del conductor del patín, y acabé obteniendo una indemnización por los días que estuve de baja.

Marisol H.
Marisol H.

Cruzaba un paso de peatones con mi patinete eléctrico y un vehículo no frenó a tiempo, golpeándome y causándome lesiones y dejando completamente roto el patinete. Conseguí una indemnización por las lesiones que sufrí y que me dieron el dinero para comprarme un patín nuevo.

Ivan R.
Ivan R.

Mis inquilinos me debían un año de rentas impagadas. AMG Legal llevó todo el proceso hasta que finalmente consiguieron que el Juzgado embargase las cuentas de los inquilinos y pagasen a la fuerza. Muy satisfecha con el trabajo que han hecho porque de verdad pensaba que no iba a cobrar nada.

Pepa H.

Mis inquilinos llevaban dos meses sin pagar el alquiler, me olía que la situación se iba a alargar y les pedí que se marchasen, pero se negaron. AMG interpuso una demanda y consiguieron que en 2 meses abandonasen la vivienda.

Marta G.

Hacía más de un año que mis inquilinos no me pagaban el alquiler, además de que me estaban cargando a mi las facturas del agua y de la luz. Contraté a AMG Legal para que llevasen mi caso. En 3 meses habían abandonado la vivienda y en 6 meses consiguieron que me pagasen todo lo que me debían. Estoy muy contento.

Raul M.

Me hice con una tarjeta de crédito con el banco. Cuando tuve que devolver el importe era tan elevado por los intereses que me estaban aplicando que me fue imposible. Con AMG conseguí llegar a un acuerdo para devolver únicamente el importe que había solicitado a la tarjeta sin ningún tipo de interés abusivo.

Pablo M
Pablo M